Max Born (1882-1970)

Hoy Google dedica su doodle a Max Born en el 135º aniversario de su nacimiento.

Max Born (1882-1970) recibió el Premio Nobel de Física en 1954 (compartido con Walter Bothe), cuando acababa de retirarse de su cátedra de la Universidad de Edimburgo. La biografía y el resumen del trabajo científico de Born se puede encontrar en multitud de sitios en la web. Entre las contribuciones de Born a la Ciencia, cabe destacar sus investigaciones teóricas sobre la dinámica de los sistemas cristalinos, óptica y mecánica cuántica. Se ha afirmado que “en ningún lugar puede hacerse Física sin topar, de forma directa o indirecta, con el nombre de Max Born.

born_postcardSeguir leyendo….

Bernardo Herradón

Advertisements

Exilios y odiseas: la historia secreta de Severo Ochoa.

Esta es la primera novela es la primera novela de Juan Fueyo, un neurólogo formado en Barcelona que lleva veintitrés años haciendo investigación en tumores cerebrales en el M.D. Anderson Cancer Center en Houston, Texas, donde es profesor y Director de Investigación del departamento de Neuro-Oncología.

Este es un buen ejemplo de lo que se denomina ‘ciencia en la literatura‘, que ha sido un tema que he tratado ocasionalmente en mi sección ‘Grandes libros de ciencia‘ del programa A Hombros de Gigantes de RNE. Es un texto ameno, bien escrito y documentado, que pretende hacer conocer la historia de Severo Ochoa, quizás un científico conocido en España más por su nombre que por sus logros (que fueron muchos). Para reflexionar sobre los Premios Nobel y, especialmente, para difundir, he pedido al autor que escriba un breve resumen de la novela (y su motivación al escribirla), que se muestra a continuación.

Continue reading

Paul Ehrlich y el nacimiento de la quimioterapia

Las infecciones por microorganismos han causado millones de muertes en la historia de la humanidad. Esta situación se empezó a paliar con el nacimiento de la quimioterapia, cuyos orígenes se remontan a las investigaciones de Paul Ehrlich (1854-1915). Ehrlich empezó su carrera científica estudiando la posibilidad de usar los colorantes desarrollados por Perkin en el teñido de tejidos de seres vivos (una técnica habitual actualmente, tanto en histología como en biología celular).

Ehrlich

Ehrlich estaba convencido de que las enfermedades causadas por microorganismos se podrían curar por tratamiento con compuestos químicos, actualmente denominados antibióticos. Para ello deberían tener una toxicidad selectiva, es decir deberían ser más tóxicos para el patógeno que para el organismo huésped (el ser humano). A principios del siglo XX, el grupo de Ehrlich desarrolló el primer tratamiento quimioterapéutico de manera sistemática. Se basó en la estructura del atoxyl, un derivado de arsénico con propiedades antibióticas pero muy tóxico, y empezaron a preparar centenares de compuestos que se ensayaron para determinar su actividad biológica. Estas investigaciones dieron lugar al desarrollo del salvarsán, el primer agente quimioterapéutico eficaz, que, aunque tenía cierta toxicidad, esta era mucho menor que el atoxyl y además era mucho más activo frente a ciertos microorganismos. El salvarsán (o arsfenamine) fue el medicamento utilizado para tratar numerosas enfermedades (la sífilis, especialmente) hasta la década de 1940, en que fue reemplazado por la penicilina.

Atoxyl_Salvarsan

En la imagen siguiente, el cuaderno de laboratorio de Ehrlich describiendo el experimento con salvarsán (el compuesto 606 que probaron).

Ehrlich_CUaderno_Laboratorio_Salvarsan

Aunque la estructura propuesta originalmente para el salvarsán es la indicada en la imagen anterior, actualmente sabemos que realmente es una mezcla de tres compuestos, indicados en la imagen siguiente. Dos de los tres compuestos son estructuras heterocíclicas conteniendo arsénico (ya se sabe, en química orgánica, un heterociclo es un sistema con algún átomo distinto de carbono). A este resultado se llegó en 2005, tras un siglo de controversia científica.

Salvarsan-montage

Bibliografía:

1)    B. Herradón. Los Avances de la Química. Libros de la Catarata-CSIC, 2011.

2)    N. C. Lloyd, H. W. Morgan, B. K. Nocholson, R. S. Ronimus. The Composition of Ehrlich’s Salvarsan: Resolution of a Century-Old Debate. Angew. Chem. Int. Ed. 2005, 44, 941-944.

3)    F. Stern. Paul Ehrlich: The Founder of Chemotherapy. Angew. Chem. Int. Ed. 2004, 43, 4254-4261.

4)    R. Koch. Paul Ehrlich. En Great Chemists, E. Farber (ed), 1941.

Nota: Este post participa en el XXVII Carnaval de Química, que se aloja en este blog Educación Química

Bernardo Herradón
CSIC