Política científica: balance de 10 años del ERC.

El próximo jueves, el profeso J. M. F.  de Labastida impartirá una conferencia en la Real Academia Nacional de Farmacia.

Más información en el cartel.

Remitido por:

María Vallet

RANF y UCM

Advertisements

Manifiesto de la marcha por la ciencia en Madrid

El día próximo 22 de abril, Día de La Tierra, se celebrará una marcha de apoyo a la ciencia en más de cuatrocientas ciudades de todo el mundo. La iniciativa surgió en Estados Unidos como respuesta a la profunda preocupación de científicos y ciudadanos ante la creciente ola de políticas anticientíficas y la erosión de la imagen social de la ciencia. Los grupos que niegan de modo interesado evidencias científicas, como el cambio climático, la efectividad de las vacunas o la teoría de la evolución, están alcanzando en todo el mundo una influencia sin precedentes. La negación de conceptos establecidos por la ciencia puede acarrear consecuencias desastrosas para el objetivo de construir un mundo más justo y más seguro, ya que en un mundo que deseamos sea libre y democrático las políticas tienen que estar informadas por la mejor evidencia disponible y el análisis riguroso que aporta el método científico.

Continue reading

Manifiesto por la ciencia

El próximo 22 de abril, se celebrarán en todo el mundo diversas acciones para reclamar la atención de la sociedad y de la clase política sobre la importancia de la ciencia en el mundo actual y algunos de los peligros que la acechan.

La ciencia se ha convertido  en una parte esencial de nuestra sociedad sin cuya contribución es impensable mantener y mejorar los niveles de progreso, tecnología, calidad de vida y conocimiento que nos hemos impuesto como objetivos  para el siglo XXI. A pesar de ello, está emergiendo en los países desarrollados  una corriente política global que minusvalora, cuando no ignora, el papel de la ciencia en nuestras vidas con el resultado  de un inexorable deterioro en la salud y el medio ambiente, y un creciente menosprecio por el conocimiento que se ve sustituido por interpretaciones de la realidad alternativas a las que proporciona la ciencia. Todo ello, combinado con la inoculación y exaltación de la ignorancia genera, en no pocas ocasiones, reacciones contra la libertad de colectivos socialmente frágiles, socavando así el sentido profundo de la dignidad humana.

En el marco concreto de España hay que añadir, además, un persistente desinterés en construir políticas científicas coherentes y duraderas por parte de sucesivos gobiernos, justificando ese abandono con la crisis, lo que ha conseguido quebrar la incipiente progresión que la ciencia española había alcanzado en la primera década del presente siglo. El daño hasta ahora infligido a la estructura científica requerirá décadas para su recuperación, por lo que es urgente un drástico cambio de rumbo que debe ser el resultado del esfuerzo colectivo de toda la sociedad, con los científicos al frente. Somos conscientes de las dificultades que atraviesan muchos sectores de la población española y queremos destacar, precisamente por ello, la importancia de la ciencia para el bienestar del país. En consecuencia, desde la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE) reclamamos, con la Crue Universidades Españolas, las siguientes acciones urgentes y duraderas:

¬ La firma de un Pacto de Estado por la Ciencia, capaz de desligar la ciencia de los vaivenes políticos, propiciado por el colectivo científico y suscrito por las fuerzas políticas y por cuantas entidades públicas y privadas quieran adherirse.

¬ La puesta en marcha de un ente realmente  independiente de la Administración, responsable de los instrumentos y recursos derivados de las políticas científicas, y gestionado por personas expertas del mundo de la ciencia, libre de los ciclos electorales. Un ente con estructura de agencia, homologable al European Research Council  europeo, y dotado de un fondo estable de inversión procedente de los Presupuestos Generales del Estado, con instrumentos adecuados para la captación de fondos privados, y un compromiso claro por la captación y retención del talento joven.

¬ La integración de la ciencia en la agenda política de forma que quienes deben tomar decisiones legislativas y ejecutivas en políticas científicas dispongan de información científica constante, suficiente y eficaz mediante la incorporación de entidades personales o colectivas independientes que asesoren a los miembros del Congreso de los Diputados que lo requieran, y a los componentes del Ejecutivo, desde la Presidencia del gobierno a las estructuras ministeriales.

 ¬ El reconocimiento del protagonismo y responsabilidad que la ciencia debe ejercer en la gestión política, con la eficacia que demandan los ciudadanos, mediante la restitución del Ministerio de Ciencia y la institución de un plenario anual en el Congreso de los Diputados dedicado a la ciencia en exclusiva.

Estas medidas deben implementarse sin dilación alguna y su aplicación debe ser transparente y verificable. Para contribuir a que ello sea así, COSCE pone en marcha en 2017 una Comisión cuya finalidad es realizar el seguimiento, el análisis y el control del nivel de cumplimiento por parte de políticos y parlamentarios de los compromisos adquiridos y de las políticas científicas imprescindibles para el correcto desarrollo de la ciencia y la consecución de sus objetivos.

Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE)

Crue Universidades Españolas

sin-ciencia-no-hay-futuro

En este enlace te puedes adherir al manifiesto.

Mensaje del colectivo “Sin Ciencia no hay futuro” con motivo de la Noche de los Investigadores

Este viernes, 25 de septiembre, “la Noche Europea de los Investigadores” celebra su décimo aniversario. En esta ocasión, el Gobierno de España parece haber querido homenajear este dato situando el último presupuesto de I+D a niveles de 2006: hace diez años.

El lema de este año es “Science is wonder-ful” (preguntarse-todo). Por ello, nos preguntamos un año más, cuándo se considerará la ciencia, y la cultura en general, como se merecen: fundamentales para un futuro viable y digno para todos. Se han denunciado, en repetidas ocasiones, los cruentos recortes llevados a cabo en nombre de problemas económicos generalizados. Recortes que se traducen en una reducción de casi el 40% de los fondos de I+D y han impactado de manera dramática en la situación de los recursos humanos.

En el mayor organismo público de investigación, el CSIC, se han perdido 4.000 empleos en los últimos años mientras aumenta de manera alarmante la edad media del personal. Los programas predoctorales y postdoctorales se han visto si no eliminados (como las becas postdoctorales en el extranjero y el programa JAE del CSIC), claramente mermados y no se llevan a cabo las convocatorias básicas. A todo esto hay que sumar que las universidades han experimentado un estancamiento en el número de estudiantes como consecuencia de los salvajes incrementos de las tasas.

Resulta dramático y crítico que el Ministerio ofrezca como respuesta la creación de Precipita, una plataforma de “crowdfunding” con la que se pretende implantar un modelo de repago en I+D, intentando fomentar la financiación de proyectos a través de ella y desviando el dinero público a otros fines. Incluso se empiezan a financiar contratos laborales en estas condiciones, a veces por meses, aumentando la precariedad hasta límites absurdos.

Los jóvenes investigadores, en gran número, han tenido que buscar la continuidad de sus carreras, y de sus vidas, en el extranjero. Especialmente insultantes son las palabras del presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo, calificando la fuga de cerebros como “una leyenda urbana”. Las universidades y grandes centros de investigación (CSIC, INIA…) han visto mermadas sus plantillas, con el consiguiente envejecimiento y ausencia de reemplazo. Las exigencias de cofinanciación representan la agonía de pequeños centros o grupos. No hay que olvidar en este capítulo al personal subcontratado, frecuentemente olvidado para la administración. Los recortes han repercutido en el presupuesto de las contratas, las cuales trasladan el perjuicio a los trabajadores en forma de rebajas de salario y despidos. En estas circunstancias declaramos que sin condiciones laborales dignas, no hay ciencia

Es imprescindible que se tengan en cuenta una serie de puntos básicos:

-Defensa y reconocimiento de la Investigación Básica como pilar del conocimiento, motor de avance y pieza imprescindible para la existencia de la investigación aplicada y, en definitiva, para el desarrollo del país.

– Apoyo a la investigación en todos sus niveles: técnico, administrativo, y gestión e investigación propiamente dicha. Esto es un trabajo de EQUIPO.

– Programa de contratación para la formación e incorporación de personal: hay que revertir el envejecimiento y pérdida de muchos puestos de trabajo en los distintos sectores de la investigación.

– Planificación plurianual, respetando plazos y regularidad. Es imprescindible para la programación de tareas.

– Creación inmediata de la Agencia Estatal de Investigación.

– Promoción y respaldo en la Instituciones Europeas de que la inversión en I+D civil no compute para el cálculo del déficit.

sinciencia_no hay futuro

Remitido por:

Sin Ciencia no hay Futuro
Marea Roja