Pascal: genio universal

El 19 de junio de 1623 nacía Blaise Pascal (1623-1662) en Clermont (actualmente Clermont-Ferrand). Se quedó huérfano de madre cuando tenía 3 años, siendo educado por su padre, Étienne, que tenía unas ideas singulares sobre la educación.

pascal_Blaise

La familia Pascal vivió en Clermont hasta 1632, en que se trasladó a Paris, donde permanecieron hasta finales de 1639, cuando se trasladaron a Rouen, pues su padre había sido nombrado recaudador de impuestos de la Alta Normandía.

Pascal y algunos de sus coetáneos, como Gassendi (1592-1655), Descartes (1596-1650) y Leibniz (1646-1716), representan los últimos ejemplos de los filósofos que hicieron importantes aportaciones en ciencia (o científicos que han pasado a la historia de la humanidad como ‘creadores’ de la filosofía moderna). Además, Pascal, en los últimos 16 años de su corta vida, estuvo movido por una sólida fe religiosa; que, sin embargo, no interfirió en su labor científica.

Pascal fue un niño prodigio de las matemáticas, a pesar de las ideas educativas de su padre. Éste le prohibió aprender matemáticas antes de cumplir 15 años. Sin embargo, esta prohibición estimuló la curiosidad del niño, aprendiendo geometría de manera clandestina, siendo capaz de hacer demostraciones de teoremas desde los 12 años. Viendo la gran capacidad de su hijo, Étienne Pascal finalmente desitió de su ‘prohibición matemática’, regalándole una copia de los Elementos de Euclides. Otra de las ‘concesiones’ de su padre fue la de llevar al niño a las reuniones que el monje Mersenne (1588-1648) organizaba en su convento. Mersenne, una persona quizás no demasiado conocida en la historia de la humanidad, fue fundamental para el progreso de la ciencia y de la filosofía, pues desde su convento parisino entabló correspondencia (y debate) con algunos de los más grandes científicos y filósofos de su época, siendo un gran transmisor de ideas (podríamos compararlo a un ‘super-editor’ científico). En las reuniones presenciales en el convento de Mersenne, el joven Pascal no se sintió apocado, sino estimulado a aprender e incluso enseñar. Allí, en este reuniones, Pascal, con apenas 16 años presentó algunos de sus resultados en geometría proyectiva, como el teorema del hexágono mágico (también conocido como teorema de Pascal).

Las investigaciones matemáticas de Pascal ocuparon la mayor parte de su vida. Entre ellas podemos destacar sus investigaciones sobre la generación de secciones cónicas (comenzadas a desarrollar en 1648), el triángulo aritmético (popularmente conocido como triángulo de Pascal, que proporciona los coeficientes del desarrollo en serie de las potencias de un binomio con exponentes naturales), el estudio de las cicloides (1658) y su ampliación al estudio de las superficies y volúmenes de sólidos en revolución. Una de las correspondencias más fructíferas de la historia de la ciencia es la que mantuvieron Pascal y Fermat (1601-1665), el matemático ‘aficionado’ más importante de la historia. En cinco cartas en el verano de 1654, estos dos matemáticos establecieron los orígenes de la teoría de la probabilidad, al estudiar el juego de dados.

Con el objeto de ayudar a su padre en su trabajo, Pascal inventó una máquina de calcular mecánica (en 1642), que incluso comercializó, aunque con poco éxito. Así pues, Pascal fue también pionero en esta área científica. En su honor, uno de los lenguajes informáticos lleva su nombre.

Pascal también hizo importantes aportaciones en física, especialmente en hidrostática. Pascal fue uno de los primeros que propuso la existencia del vacío (en 1647), lo que fue recibido con escepticismo, e incluso burla, por algunos filósofos atomistas, especialmente por Descartes, que pensaba que todo estaba lleno de átomo e hizo el comentario de que ‘había demasiado vacío en la cabeza de Pascal’. Sin embargo, Pascal tenía razón.

Pascal definió el concepto físico de presión (la fuerza entre la unidad de superficie) y estudió su cambios con la altura; con experimentos realizados por un cuñado de Pascal, midiendo la presión atmosférica durante una subida al Puy de Dome (cima mítica en la historia del ciclismo y de la ciencia). En su honor, la unidad de presión en el Sistema Internacional se denomina pascal (1 Pa = 1 N/m2, siendo N el newton y m el metro).

Pascal está considerado como uno de los filósofos más influyentes del siglo XVII. Sus escritos y pensamientos filosóficos estuvieron influenciados por sus creencias religiosas, que se acentuaron a partir de 1646, cuando su padre sufrió un accidente que le afectó una pierna, de lo que se recuperó en su casa con la ayuda de unos monjes, que parece ser que influyeron en el joven Pascal.

Sus creencias religiosas se hicieron más fuertes en los últimos años de su vida, siendo un activo defensor del credo católico-jansenismo, que en la época estaba en seria disputa con la corriente jesuítica.

Los últimos años de la vida de Pascal fueron terribles, con inmensos dolores, posiblemente provocados por un cáncer de estómago, que se le transmitió al cerebro, falleciendo el 19 de agosto de 1662, con apenas 39 años. Una vida corta, pero intensa, con importantes aportaciones científicas y filosóficas.

Bernardo Herradón (@QuimicaSociedad)

This entry was posted in Historia de la ciencia and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

4 Responses to Pascal: genio universal

  1. Manuela Martin says:

    Muy interesante

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s