200º Aniversario del nacimiento de Bunsen

Robert Wilhem Bunsen nació el 31 de marzo de 1811 en Göttingen (Alemania). Fue uno de los físicos y químicos más importantes del siglo XIX.

Inventó el mechero que lleva su nombre de uso en todos los laboratorios del mundo durante más de 130 años.

Colaboró con Gustav Kirchhoff en numerosas investigaciones. Inventaron el espectroscopio que es un instrumento fundamental en el análisis químico y que les permitió descubrir los elementos cesio y rubidio. El invento del espectroscópio creó una nueva área de la química física, la espectroscopía; y facilitó el trabajo en la identificación de nuevos elementos y compuestos químicos.

También contribuyó a la determinación de la composición de las fórmulas de los compuestos orgánicos por el método que actualmente se usa: combustión a dióxido de carbono y agua y pesada precisa de estos compuestos. Escribió el libro Gasometrische Methoden (1857) sobre el tema.

Para más información sobre su biografía.

Por este motivo, Google  dedica el doodle de su página de inicio a la química.

Recordamos que en el programa A Hombros de Gigantes de RNE-5 se están mencionando algunas efemérides químicas. El programa se emite a la 1:00 de la madrugada del viernes al sábado, pero podéis descargar el podcast de INTERNET.

Bernardo Herradón

IQOG-CSIC

herradon@iqog.csic.es

La situación de la ciencia española: La transferencia de tecnología.

Una de las deficiencias del sistema científico español es la escasez de patentes. La ciencia española tiene una característica peculiar que la diferencia de los países de nuestro entorno: La entidad que más patenta es pública, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC); lo que está muy bien para el CSIC, pero es indicativo de la escasa capacidad innovadora de las empresas españolas. Si queremos que la economía española se sustente sobre la ciencia y la tecnología, tenemos que tomarnos muy seriamente la generación de patentes por las empresas y la facilitación de la transferencia de tecnología desde los organismos públicos (el CSIC, las universidades y otros OPIs). Muchas de las patentes de los organismos públicos sólo sirven para que el científico-inventor tenga una línea más en su curriculum; pero esto es de poca utilidad si no se transfieren estas patentes al sector productivo. Para conseguir esto, es necesario que las oficinas de transferencia de tecnología de los organismos públicos de investigación y de las universidades oferten las patentes a las empresas y que estas se interesen por los resultados obtenidos en los centros públicos.

En los últimos tiempos, las autoridades científicas españolas han destacado que España ocupa el 9º puesto mundial. Este tema ya ha sido comentado en este blog y en el programa A hombros de Gigantes del día 7 de enero de 2011. Aunque podamos ser el 9º país del mundo en el número de publicaciones; los científicos sabemos que, cualitativamente, España ocupa una posición más baja en el concierto internacional. Nuestra ciencia no es tan influyente como esta 9ª posición podría indicar.

Algunas de las razones de nuestra baja influencia internacional son:

1) Tenemos un problema estructural serio, marcado por una falta de normativas adecuadas que faciliten la labor científica, una financiación a veces escasa, y poca seguridad a largo plazo. La ciencia no es algo que realmente interese a los políticos españoles y, a la mínima dificultad presupuestaria, sufrimos las consecuencias. Es necesario un compromiso por la ciencia.

2) Esta situación provoca una falta de perspectiva para los jóvenes científicos. Este asunto se ha debatido en numerosos foros. La situación actual va a tener una inluencia nefasta para los jóvenes, se van a frustar muchas carreras científicas y se va a desanimar a los jóvenes (los que ahora están en bachillerato) a hacer una carrerar científica. España necesita decenas de miles de científicos y tecnologos que proporcionen una masa crítica adecuada para un país de nuestro potencial económico. Por supuesto, todos estos científicos y tecnólogos no podrán trabajar en instituciones públicas, sino que tienen que ser contratado por empresas que apuesten por la ciencia, la tecnología y la innovación. Este tema se discutió  en el programa A Hombros de Gigantes del día 4 de marzo de 2011.

3) Carecemos de suficiente masa crítica de científicos, lo que, a su vez, se traduce en escasez de científicos (que trabajen en España) realmente relevantes a nivel mundial; los que podríamos considerar con categoría de Premio Nobel. De una cantidad suficiente de científicos de calidad media-alta (la calidad actual de la ciencia española), surgen los científicos excepcionales. La ciencia moderna requiere equipos potentes y bien dotados económicamente, siendo impensable que pudiera surgir (como por ‘generación espontánea’) una personalidad científica excepcional e individual (como lo fue Ramón y Cajal).

4) Falta transferir conocimiento a la sociedad. A través de dos caminos independientes:

a) Contribuyendo a aumentar la cultura científica de la ciudadanía. Una labor, generalmente, poco apreciada por los científicos pues no es valorada adecuadamente por los agentes evaluadores.

b) Transfiriendo tecnología al sector productivo. Es fundamental que se aumente considerablemente el número de patentes en la ciencia española, si queremos que sea la base de la futura economía de nuestro país. Para ello debemos tener empresas que apuesten por la ciencia, la tecnología y la innovación. Las empresas tienen que ser el motor de este desarrollo. La escasez de patentes en España se pone de manifiesto en dos datos. El CSIC es el máximo patentador de España (ya comentado) y una empresa alemana (Siemens) presenta más solicitudes PCTs que toda España.

La importancia de las patentes, la transferencia de tecnología y algunos consejos prácticos fueron presentados en pasado 25 de marzo por la Dra. Cueto (UNGRíA Patentes y Marcas) en el programa A Hombros de Gigantes. Una copia PDF de una charla muy interesante sobre patentes la podéis descargar en la siguiente página web.

Bernardo Herradón

IQOG-CSIC

herradon@iqog.csic.es

Escultura química

La comisión del año internacional de la química en las Islas Baleares han diseñado una macroestructura tridimensional del diamante. El diamante, pura química, tan apreciado por su simetría y belleza, es todo un símbolo de lo que la química tendría que significar para nuestra vida.

La obra ha sido realizada por el escultor Pep Fluxà con la colaboración de los profesores del Departamento de Química de la UIB, y permanecerá expuesta los próximos dos meses en la Estación Intermodal de Palma. Después, se ubicará definitivamente en el edificio Mateu Orfila i Rotger, en el campus universitario.

Durante el acto de inauguración, se hizó la lectura del poema el El cicle del carboni de Ángel Terron, poeta y profesor del Departamento de Química.

Las imágenes e información las podéis descargar aquí.

Una imagen de la escultura se muestra a continuación; así como otras imágenes sobre las formas alotrópicas del carbono.

Bernardo Herradón

IQOG-CSIC

herradon@iqog.csic.es

Cien años de superconductividad

Este año se cumple el centenario del descubrimiento de la superconductiviad. A continuación se incluye un artículo escrito por las profesoras Mª Teresa Martín y Manuela Martín Sánchez describiendo el descubrimiento y los experimentos realizados para entender el fenómeno; así como un resumen de las investigaciones actuales sobre el tema.

Continue reading

Conferencias de Richard Schrorck

Los próximos días 16 y 17 de marzo, el profesor Richard R. Schrock, Premio Nobel de Química en 2005, impartirá sendas conferencias en la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (RACEFyN) y en la Fundación Areces.

El título de la conferencia en la Fundación Areces es  Why the Nobel Prize in 2005? Más información.

Bernardo Herradón

IQOG-CSIC

herradon@iqog.csic.es

La química en RNE

En el programa de ayer de A Hombros de Gigantes (RNE-5) se habló, entre otros temas, de efemérides químicas y se debatió sobre el presente y futuro de la ciencia española. El programa lo podéis descargar aquí.

José Antonio López Guerrero (JAL) ha dedicado uno de los quesitos de su programa Entre Probetas (RNE-5) a la Química. Muchas gracias por acordarte de nosotros. Podéis escucharlo aquí.

Bernardo Herradón

IQOG-CSIC

herradon@iqog.csic.es

Presupuesto de Obama para ciencia

En la edición de Chemical Engineering News de hoy se analiza el presupuesto que Obama ha presentado al congreso para el año 2012.

Propone un aumento considerable para esta época (6’5% de incremento) de la financiación pública para ciencia (dejando a un lado la financiación para I+D militar, que desciende un 6’4%). De esta manera,  lo que ahorra en defensa, lo usa para fines civiles.

Un resumen del presupuesto de cada agencia o ministerio (departamento) federal se indica  a continuación:

1) Fundación Nacional para la Ciencia (NSF): aumento del 13’0% respecto a 2011. Aproximadamente 7.770 millones de dólares de presupuesto para 2012.
2) Institutos Nacionales de la Salud (NIH): aumento del 3’4%. Aproximadamente 31.990 millones $.
3) Departamento de Seguridad Nacional (DHS): aumento del 16’9%. Aproximadamente 1.180 millones $.
4) Energía: aumento del 10’4%. Aproximadamente 11.940 millones $. Con  apoyo especial a las energías renovables (aproximadamente 1.990 millones $, lo que supone el 24’1% de aumento).
5) Instituto Nacional de Estandars y Tecnología (NIST): Aumento del 28’5%. Aproximadamente 1.100 millones $.
6) Agencia Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA): Aumento del 15’8%. Aproximadamente 5.500 millones $.
7) NASA: Mantiene el presupuesto. Aproximadamente 18.700 millones $.
8 ) Departamento de agricultura: Disminución del 7’6%. Aproximadamente 2.770 millones $.
9) Agencia de protección medioambiental (EPA): Disminución del 2’4%. Aproximadamente 826 millones $.
10) Defensa: Disminución del 6’4%. Aproximadamente 75720 millones $. La partida de investigación aplicada mantiene el presupuesto (4.690 millones $).

También hay que destacar el presupuesto de 100 millones de dólares para formar a 100.000 maestros de educación secundaria.

La propuesta de Obama sigue la máxima ‘en tiempos de crisis, invertir en futuro (ciencia y educación)‘. Cuando la crisis económica acabe, la brecha entre Estados Unidos y países con recortes presupuestarios en ciencia (¿os suena algún país?) será mayor.

Mientras, la Ministra de Ciencia e Innovación no es consciente de la protesta de 2500 científicos españoles (principalmente jóvenes) y hace un análisis peculiar de la situación española (recorte de presupuesto, asfixia de los OPIs, especialmente el CSIC, pobres perspectivas para los jóvenes, sistemas endogámicos, la Ley de la Ciencia que parece más complicada de sacar adelante que la constitución, falta de agilidad administrativa, etc.).

Más información detallada sobre la propuesta de Obama de presupuesto para 2012.

Bernardo Herradón

IQOG-CSIC

herradon@iqog.csic.es